causas del insomnio

Causas Del Insomnio…Comunes y No Tanto!

¿Sabes cuál de las tantas y variadas causas del insomnio te está afectando?


Identificar las causas del insomnio es fundamental a la hora de adoptar un tratamiento a seguir y estas causas pueden ser variadas, ya sea mental, física o ambiental.

Se conocen problemas de insomnio, tanto crónicos como transitorios.

El insomnio crónico se define como sueño interrumpido en tres o más noches a la semana por un período de al menos tres meses.

Se ha relacionado con una amplia gama de condiciones médicas y enfermedades como el cáncer, alergias, artritis, hipertensión, enfermedad renal, apnea del sueño, asma, síndrome de piernas inquietas, narcolepsia, hipertiroidismo, enfermedad de Alzheimer, ansiedad, depresión, artritis reumatoide, dolor de cabeza, ataque cardiaco, osteoporosis, etc.

Sin embargo, hay tratamientos especiales disponibles que suelen dar muy buenos resultados. Si usted tiene insomnio crónico, comience por hablar con su médico de cabecera.

Es posible que tenga algunos consejos útiles o que pueda referirlo a un especialista en sueño. Un especialista puede sugerir medicamentos para promover el sueño, cambios en el estilo de vida, terapia cognitivo-conductual para el insomnio o una combinación de los tres.

Un especialista del sueño probablemente también intentará ayudarle a llegar a la raíz de su insomnio (si existe).

Muchos de nosotros podemos recordar la noche de insomnio ocasional cuando el estrés nos mantenía tirando y girando.

Pero hay muchas oras posibles causas del insomnio. Éstos son algunas de los más comunes.

Dolor Crónico


Cualquier condición que le deje con molestias puede alterar su sueño. Artritis, dolor de espalda baja, reflujo ácido, fibromialgia, etc.

Estas y muchas otras condiciones dolorosas pueden mantenerlo despierto por la noche. La encuesta de la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos,  realizada en 2015, reveló que sólo el 36 por ciento de las personas con dolor crónico manifestaron que duermen bien o muy bien, mientras que el 65 por ciento de las personas sin dolor dijeron lo mismo.

Y perder el sueño puede empeorar el dolor, en un pequeño estudio de 2007, las mujeres que se despertaron durante la noche tuvieron umbrales de dolor más bajos.

Buscar tratamiento de un especialista del sueño además de un médico que controla el dolor puede ayudar.

Ciertos medicamentos


Los medicamentos para afecciones que van desde el resfriado común y la presión arterial alta hasta la depresión y el asma pueden causar insomnio.

Varios medicamentos de venta libre contienen cafeína u otros estimulantes, según la Clínica Mayo. Varios medicamentos recetados han sido conocidos por interferir con el sueño, ya sea interrumpiendo el sueño REM, bloqueando la producción de melatonina, la manipulación de los niveles naturales del cuerpo de varias enzimas u otras vías.

Afortunadamente, hay menos alternativas perjudiciales a muchos medicamentos que causan insomnio, así que hable con su médico si está tomando medicamentos y tiene problemas para conciliar el sueño.

Ansiedad clínica o depresión


Nuestros altibajos diarios pueden ciertamente mantenernos despiertos de vez en cuando, pero un trastorno de ansiedad subyacente o depresión clínica podría ser la culpa si las preocupaciones y problemas están alterando constantemente su sueño.

Para empeorar aún más las cosas, con los trastornos de ansiedad, la preocupación por el sueño puede representar una dificultad adicional.

Según estudios, hasta el 80 por ciento de las personas con depresión tienen problemas para conciliar el sueño o permanecer dormidas. Algunas personas con depresión también pueden dormir demasiado.

Sus hábitos de comer y beber


A pesar de sus mejores intenciones, usted puede estar constantemente saboteando su propio sueño con lo que come y bebe cerca de la hora de acostarse.

Los expertos recomiendan cortar la cafeína por lo menos seis horas antes de acostarse. Tenga en cuenta que la cafeína también está presente en algunos alimentos  como, el chocolate e incluso el café descafeinado.

El alcohol, aunque inicialmente es útil para conciliar el sueño, puede despertarlo más tarde en la noche.

Y una comida grande y pesada demasiado cerca de la hora de acostarse puede ser demasiado agotadora para su sistema digestivo como para que usted pueda quedarse dormido fácilmente o también puede producir acidez estomacal, lo cual ciertamente puede mantenerlo despierto.

Enfermedades Neurológicas


Las personas con afecciones cerebrales como Alzheimer, Parkinson y accidente cerebro vascular a menudo también tienen problemas para dormir, según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebro vascular.

Esto puede deberse a cambios en las regiones cerebrales y a sustancias químicas que afectan el sueño o a medicamentos utilizados para controlar los síntomas de estas afecciones.

Alergias


Los ojos con picazón y las narices tapadas pueden, sin duda, incluirse dentro de las causas del insomnio.

De hecho, cerca del 59 por ciento de las personas con alergias nasales reportaron problemas para dormir debido a sus síntomas en una encuesta realizada en 2013.

Un estudio de 2006 sugirió que los desórdenes del sueño y las alergias pueden estar relacionados, puesto que se encontró que las personas con alergias eran más del doble de propensas a sufrir de un desorden del sueño como el insomnio.

Los expertos dicen que el cumplimiento estricto de las reglas de la buena higiene del sueño (dormitorio frío, oscuro y tranquilo; dejar la electrónica fuera del dormitorio) y el alivio de los síntomas alérgicos (ducha antes de la cama; cambio regular de sábanas y fundas de almohada) es clave.

La vejez


Debido a una disminución de los niveles de melatonina, hormona que es producida por el cuerpo y está vinculada con el sueño. Al envejecer, los niveles de producción disminuyen afectando el buen dormir.

Menopausia (en las mujeres)


En el caso de las mujeres, es común después de la menopausia, debido a la disminución de los niveles de estrógeno.

Los síntomas más comunes de la menopausia son los sofocos, ansiedad y sudoración, los cuales se producen con frecuencia por la noche, lo que afecta la calidad del sueño siendo otra de las causas del insomnio.

El embarazo (en las mujeres)


Las mujeres embarazadas son propensas a padecer este tipo de problemas, debido a cambios hormonales, frecuencia en ir al baño, así como el estrés producido por la llegada del bebé.

Eventos traumáticos


Tales como, accidentes, lesiones, perdida de un ser querido. Estas son otras causas del insomnio muy comunes y súper agresivas, aunque generalmente suelen ser transitorias.

Otro Desorden Del Sueño que puede incluirse dentro de las causas del insomnio es el SPI


El síndrome de las piernas inquietas (SPI o RLS en inglés) causa sensaciones en las piernas que pueden ser tan incómodas que pueden impedir que los pacientes se queden dormidos fácilmente.

Se calcula que entre el 5 y el 10 por ciento de las personas tienen SPI. Incluso cuando las personas con SPI reciben un tratamiento que alivia el deseo de mover las piernas, las noches de insomnio a menudo continúan.

Un pequeño estudio realizado en 2013 encontró que esto puede deberse a niveles anormalmente altos de un neurotransmisor implicado en la excitación llamado glutamato, comúnmente encontrado en personas que sufren de SPI.

Conclusión:


Como habrás podido observar, las causas del insomnio pueden ser muchas y muy variadas. Tú debes tratar de identificar cual es la que te está afectando a ti en particular.

Por último aunque considero no menos importante, quiero contarle que existen muchísimos remedios para el insomnio que puede poner en práctica para controlarlo y superarlo.

Y me refiero sobre todo a remedios naturales y tratamientos que puede realizar en casa debido a que estos, generalmente no producen efectos secundarios adversos como la mayoría de medicamentos de laboratorio.